Aire “fresco” en la Academia Española de Cine

Teresa, “alma y vida” de Fotofilm Madrid.

Gonzalez Macho, consecuente con su pasado técnico y una brillante carrera que inició “desde abajo”, ha concedido distinciones a profesionales considerados de “segunda” fila en la Vieja Academia.

La Academia está cambiando mucho con la llegada de su nuevo presidente. Primero fue la supresión de premios a los niños actores, que los profesionales sabemos que son producto de la dirección de actores del realizador, y ahora ha seleccionado para sus distinciones a un ayudante de cámara, a una sastra, a un maestro de eléctricos, a una script y a una supervisora de trabajos y material de un laboratorio.

A Ramiro Sabell, Marina Rodriguez, Rafael Martos, a Yuyi  Beringola y a Teresa Montoya mi enhorabuena. Con la mayoría de los “distinguidos” he coincidido como formidables compañeros de rodaje.

Un caso muy especial es Teresa Montoya, con la que he mantenido un trato de varios años, he compartido unas treinta películas y una entrañable amistad. Ella, siempre alegre, eficaz y con incomparable espíritu de sacrificio, era el “alma y vida” de los laboratorios Fotofilm Madrid. Los cirujanos no podrían realizar sus operaciones si los auxiliares no les prepararan el instrumental y los quirófanos, con su labor anónima y mal pagada.

Querida Teresa: te envío junto con mi enhorabuena, muchos besos. ¡Salud!

JA Pérez Giner

Más información: Revista Academia.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*