La ciudad de la Luz. Deudas y cambios en la dirección. ¿Privatización?

La directora del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz, Elsa Martínez, será cesada oficialmente en el cargo en los próximos días, según apuntaron ayer fuentes de la Generalitat.

Pese a que algunos rumores decían que el consejo de administración del ente cinematográfico se había reunido para acordar el cese de Martínez, fuentes de Ciudad de la Luz confirmaron ayer que esta reunión no ha tenido lugar, pero confirmaron que se realizará en breve y que todo apunta a cambios sustanciales en la dirección de los estudios.

Las mismas fuentes añadieron que se barajan tres vías de gestión para la mercantil pública de cine que gestiona la Generalitat. La primera sería que la propia Generalitat se hiciera cargo de la gestión. La segunda, que se nombre a un nuevo director y la tercera, la privatización de los platós de Aguamarga.

Ante las informaciones que apuntan como sucesor al exdirector de la Mostra de València, José Antonio Escrivá, afín al expresidente Francisco Camps, fuentes de Ciudad de la Luz indicaron que todavía no se baraja ningún nombre en el caso de que se optara por un cambio en la dirección, como parece probable.

Las fuentes consultadas aventuraron que la confirmación oficial de la Conselleria de Economia, Industria y Comercio, a la que pertenece Ciudad de la Luz, se producirá probablemente el martes.

Desde que en agosto de 2009 Elsa Martínez fuera elegida por la Conselleria de Economía, entonces dirigida por Gerardo Camps, se han sucedido cambios en la Generalitat que han truncado las afinidades hacia la ex-edil del Partido Popular. El último cambio de gobierno -que llevó a Lola Johnson a ser la encargada de decidir sobre Ciudad de la Luz– y la relación entre ella y Martínez, que parece no andar por buen cauce, pueden ser las gotas que hayan acabado por colmar el vaso.

Junto a estos cambios, la deuda que acumula el complejo cinematográfico -cerca de los 200 millones de euros- y la disputa judicial con la empresa Producciones Aguamarga han hecho mella en la imagen de los estudios y también en la de su directora.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*