45 años de EL BUENO, EL FEO Y EL MALO

También se celebran los 50 años del rodaje de EL VALLE DE LAS ESPADAS.

Salas de los Infantes, por iniciativa del “promotor cultural” Diego Montero, celebra los 45 años del rodaje de Sergio Leone.

Yo participé en el rodaje como director de producción. La destrucción del puente, antes de que las cámaras filmaran, fue motivada por la complicidad de un inconsciente efectista italiano y un coronel del ejercito español, que no entendía el italiano de Leone. Esta “desgracia” motivó mi “apodo” de “el innombrable”. Yo llegué al rodaje cuando la desgracia había ocurrido, porque llegaba de la localización almeriense (puede servir de testigo mi gran amigo y colaborador José Luis Bermúdez de Castro, futuro e importante productor) – pero siempre me ha divertido el APODO porque no soy supersticioso, y nunca he compartido, con ingenuos compañeros, el infundado temor al “amarillo”.

La localización de Salas de los Infantes fue una sugerencia mía y de algunos compañeros del equipo, que habíamos rodado en el Valle del Carazo y otros lugares cercanos, el año 1962 EL VALLE DE LAS ESPADAS de Xavier Setó. Se trataba de una coproducción con EE.UU. sobre el nacimiento de Castilla.

En el rodaje de la gran coproducción participaron algunos actores internacionales de gran renombre, como Cesar Romero, Broderick Crawford, Alida Valli y el actor-cantante Frankie Avalon. Entre los españoles figuraba Fernando Rey y el protagonista, y también coproductor, Espartaco Santoni.

En aquella época solo existía un lugar para hospedaje (se llamaba Rojas, si no me falla la memoria) y debimos alquilar pisos y enviar a los actores importantes a pernoctar a Burgos.

Eran deliciosos los cangrejos de rio que tomábamos al final de cada rodaje acompañados de vino de la tierra. Trabajaron como extras miles de personas de la comarca e incluso llegaba un tren especial de estudiantes de Burgos. En aquella época no existía el paro.

Las tropas castellanas, en la gran batalla contra los moros, en el Valle del Carazo, estaba formada por cincuenta especialistas, muchos caballistas y centenares de infantes. Muchos de los caballos necesitamos alquilarlos en Salamanca y nos acompañaron al rodaje de La Alberca.

Ignoro porque en Salas de los Infantes no se han rodado otros films. En las orillas de rio Arlanza hay lugares y edificios muy significativos y bien conservados.

J.A.Pérez Giner

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*